Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Autovía del Cantábrico A-8. Tramo Ballota-Cadavedo, España

Cimbra autolanzable, la solución para topografías complicadas
El desdoblamiento de Ballota-Cadavedo ha supuesto el avance de la A-8 hacia el occidente de la península.

Descripción

El desdoblamiento de Ballota-Cadavedo ha supuesto el avance de la A-8 hacia el occidente de la península. De los 5,9 kilómetros de este tramo, ULMA se encargó de la ejecución de los pasos superiores, las pilas y los viaductos de Ribón y Cadavedo.

El viaducto de Cadavedo está constituido por un tablero continuo de 11,80 m de anchura y 423,50 m de longitud total, distribuidos éstos en luces de nueve vanos. El tablero es de hormigón pretensado y se sustenta en ocho pilas macizas de 4,5 m de ancho.

Solución ULMA

En ambos viaductos se empleó la cimbra autolanzable, adecuada para puentes de vanos de gran dimensión, con pilares de gran altura y sobre topografías complicadas. Este producto, caracterizado por la seguridad global del sistema, sus grandes rendimientos en plazos y costos, demostró su rentabilidad y eficiencia frente a otros procesos de ejecución tradicionales.

Junto a este producto se utilizaron encofrados verticales como ORMA y ENKOFORM V-100, Encofrado Horizontal ENKOFORM HMK, Andamio Multidireccional y Escalera BRIO, cimbras y sistemas de trepado. Todos ellos certificaron su eficacia en la puesta en obra.