Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Encofrados y Andamios para la construcción

Central térmica, Datteln, Alemania

Eficacia en grandes volúmenes de hormigonado

Descripción

Es uno de los mayores proyectos de construcción que se han realizado en los últimos años en Renania del Norte: una nueva generación de centrales térmicas, la primera en Datteln.

Solución ULMA

En este tipo de ejecuciones es necesario reducir los costes en obra, cumplir los más altos requisitos de calidad y siempre en el menor tiempo posible. Junto a estos objetivos hay que mantener las elevadas exigencias de seguridad, de ahí que se requiera una verdadera especialización en los trabajos. De esta manera se ofrecieron soluciones a medida adaptadas a las exigencias de esta obra.

Durante la primera fase se emplearon aproximadamente 30.000 m3 de hormigón, con diversos sistemas de encofrado en la ejecución de muros, pilares y losas para la sala de máquinas, la zona de calderas, la torre de enfriamiento y edificios auxiliares. 

El alcance de suministros se completó con 8.500 m2 de Encofrado ORMA, 11.200 m2 de encofrado de losa, 5.500 metros lineales de T-60 y 56.000 metros lineales de vigas de madera. La calidad del material y su alto rendimiento, unido a los conocimientos técnicos y a la flexibilidad del encofrado contribuyeron a la construcción del núcleo en tiempo, a pesar de los ajustados plazos.

Durante la fase I se realizaron los edificios más llamativos de la planta. Aparte de la sala de máquinas y la sala de calderas hay que destacar la torre de refrigeración cuya estructura consiste en un muro circular y 36 pilares. Debido a las características estructurales de este tipo de instalaciones se requirieron grandes cantidades de hormigón para los cimientos de la sala de máquinas, calderas y estación de bombeo. En la ejecución de la sala de máquinas se emplearon 5.500 metros de T-60, con una altura máxima de torre de 8 m, para una transmisión de cargas de una superficie de losa de 4.700 m2. Los distintos componentes de la cimbra le permiten adaptarse a los encofrados, a las exigencias de la obra y su montaje y desmontaje son sencillos ya que no precisan de herramientas. El Encofrado ORMA demostró sus amplias cualidades ya que fue empleado en la realización de la mayor parte de los muros del edificio: redujo los tiempos de montaje, los costes de trabajo y por lo tanto contribuyó a aumentar la eficiencia de los procesos de ejecución.